Turboman Watches

Un pequeño rincón para los Jump Hour y Spaceman de los 70´s


2 comentarios

Insert coin y el Spaceman Audacieuse Fossil


En aquellos tiempos donde la hegemonía de la moneda del día a día era la  de 25 pesetas transcurrio mi juventud, estamos hablando de los años 80, donde las hombreras gigantescas en las chaquetas y el pelo cardado marcaban tendencia.

Como dice mi amigo Carlos, fuimos hijos del suburbio y el hormigón, nacimos en un barrio humilde, obrero y nuestra adolescencia se desarrollo allí, quitando de nuestras salidas al exterior de los sabados a Woody, Pacha o Distrito 10.

distrito-10-2486

El resto de nuestro día a día transcurrio en los ya casi desaparecidos recreativos, desde cuando casi no llegabamos a los mandos de la maquina de petacos hasta que empezamos a ir a la universidad fue nuestro pequeño club social, nuestro lugar de encuentro. Sigue leyendo


Deja un comentario

¡Cómprame un Spaceman!


Siempre me han gustado los folletos de ventas antiguos, en los 70 el papel impreso era un importante medio de difusión y hubieron composiciones muy hermosas, hoy os muestro unas cuantas curiosiades de los Spaceman de la época y unas bellas fotografías actuales de aficionados terrícolas que bien hubieran valido para promocionarlos.

$(KGrHqRHJDIE-SFnrLFKBPoTgz7KtQ~~60_57

Espectacular ¿verdad?

Sigue leyendo


Deja un comentario

Spaceman Audacieuse Blue Light y se hizo la Luz.


Como decía Homer Simpson, hay tres clases de hombres, los que saben contar y los que no… y no sabe cuanta razon tiene, existen muchas maneras de distinguir a las personas:

homer-simpson-underwear-superman

Los cobardes y los valientes .

Los que se dejan ayudar y los que se creen autosuficientes

Los realistas y los soñadores.

Los egoistas y los altruistas

Los que reciben  sin dar nada a cambio y los que se sacrfican por complacer

Los que viven plenamente y los que apenas aprenden a sobrevivir

Los que se venden al mejor postor y los que tienen principios

Los que tiran la toalla o los que se levantan antes que la cuenta llegue a diez. Sigue leyendo


Deja un comentario

Spaceman Lucerne, las segundas partes si que fueron buenas.


De tal palo tal astilla.

La verdad es que nunca pensé que me parecería a mi padre, es más nunca quise ser como él pero un día te despiertas y te das cuenta que eres un clon pero cuarenta años mas joven.

escanear0006

Pero poco a poco con los años tu morfolgía cambia y le enorme tocha de tu padre empieza a surgir enrte tus todavía inocentes ojos, tus gestos, tu tipico silbido, tu forma de vestir se parecen mas y mas hasta que un día en el espejo del ascensor cuarenta años despues de tu venida al mundo, junto a tu padre ya con el pelo cubierto totalmente de canas, te das cuenta que eres un calco de tu progenitor, por supuesto te has convertido en un gruñon como él, ¡ja! no falla.

Y es que padres, hijos, hermanos, abuelos, primos, sobrinos, todos heredamos algún rasgo que nos hacen parecidos razonables entre nuestra familia y distintos del resto de mortales.

Sigue leyendo