Turboman Watches

Un pequeño rincón para los Jump Hour y Spaceman de los 70´s

La operación bikini y el Spaceman 7z

Deja un comentario

Hijo, ya lo dice el refrán, de mayor o te amojamas o te ajamonas y tú tienes tendencia a engordar.

¡Qué razón tiene mi mami! las madres con los años desarrollan una habilidad única y que si no has parido es imposible que la tengas y es que todo lo que dicen tienen razón.

 Nene, para que quieres tantos relojes si al final no te vas a poner ni la mitad, ¡verdad!. Nene, la alfombra blanca que te has comprado te va a durar dos semanas teniendo la perrita, ¡¡verdad!!como el otro día cuando fui a comer a su casa estando yo a pleno régimen estricto y me insistía en  tomar un gazpachito fresquito de primero para la calor y luego unas chuletitas de cordero. Me tuve que poner serio y decirle con firmeza ” no quiero el gazpacho” a lo que ella me contesto de la forma más natural del mundo, con una tranquilidad pasmosa pero sentenciando, sin derecho a réplica “pues que sepas que si no te lo tomas te vas a quedar calvo” . ¡Arjjjjjjjjjjj! por un momento  mi furia interior se desató, mi piel se tornaba verde y notaba que mi ropa se rasgaba ante tal contestación, pero ¿sabéis qué?… ¡¡¡verdad!!!

Duele, escuece, te jode pero es cierto, a ciertas edades engordamos de manera muy alegre, aunque ese no es el principal problema, el verdadero es que ya no adelgazas como antes. La tan socorrida operación bikini este año ha acabado de momento en  tragicomedia.

Lo he intentado todo, quitarme el pan, comer piña, pastillas de alcachofa, mis hierbecitas, ensalada por la noche, pechuguita por el día, nada de nada, ni un solo gramo.

1950s weight loss ad

Si a esto le sumamos que he dejado de fumar, el desastre toma dimensiones dantescas. Cuando me pongo una camisa “slim fit” parezco una ristra de morcillas recién sacada de la matanza, cordel, michelín, cordel, barriguita, cordel, tetitas…¡¡¡Dios!!!

Agacharme ha desaparecido de mi vocabulario, no existe, no es posible. Si se me cae las llaves del coche al suelo no puedo permitirme realizar dicha acción, me reventarían uno a uno los botones de la camisa. El del pantalón saldría disparado como un arma de destrucción masiva y tengo todas las papeletas para que se me rajara el pantalón por el culo, solo me queda el tirarme cuerpo a tierra que me enseñaron en la mili y que alguna alma caritativa me ayude a levantarme.

Así que a grandes males, grandes remedios. ¡Voy a hacer deporte! me estoy  descojonando mientras lo escribo. Lo tozudo y cabezón que puedo llegar a poner cuando quiero, pero tengo que adelgazar y tan solo me queda este sufrido remedio, aunque no me apetezca nada. Esto o pasar de una vez de las tallas y vestir de chandal, que va a ser que no, quita, quita, con las camisas tan monas que me he comprado en las rebajas.

THE_LEGEND_OF_BAGGER_VANCE448

Si de deportes estamos hablando nada mejor que esta película, magnífica pero poco valorada en su día.

Ojito que hace mas de veinte años que Don Enrique no se viste de corto. Desempolvo un antiguo pantalon de futbol con calentadores incorporados, lucen again  mis piernas lechosas, media aspirinita por si me entra un jamacuco a la patata y hala, al trote cochinero de todo un auténtico y veterano percherón pues pá más, no doy.

Al día siguiente los gemelos se me quedaron petrificados. El contorno de mis tobillos se entremezclaban con las lineas de mis muslos… y llevo más de una quincena con los pies hinchados. Si a eso le sumamos mi rigidez cognitiva y física, pues la ropa antaño ajustadita, ahora me siega, limitándome mi capacidad de movimiento, le añadimos que me he puesto gafas y redondeamos con que desde hace un mes  llevo el extra de serie de los audífonos, me siento ahora mismo más un androide que un ser humano.

sad-robot

Siempre he creído en el dicho “el que la sigue la consigue” así que pese a tener los pieses como berenjenas, juego tres días a la semana a baloncesto y uno voy a clases de lindy hop. Resultado dos kilitos menos de momento, por lo menos aun me queda la esperanza de que no le volveré a hacer el feo a mi madre de despreciarle un gazpachito fresquito. Y es que las madres son sagradas y siempre hay que respetarlas.

Si  gordito me estoy poniendo, hoy vamos a hablar de ” The Flat” el Spaceman 7z.

Fue un diseño alternativo, más serio  y conservador que el atrevido y divertido modelo oval. Aunque mantuvo el mismo concepto de correa integrada en forma de tridente, de corfam aunque también las he visto plásticas como el ejemplar que se muestra a continuación y a mi personalmente me parece auténtica.

la foto 1

Mi ejemplar marrón de doble fechador, foto de Aurelia Villalba.

Desapareció el cristal abombado asi como el soto casco, dejó de ser un “driver” o “reloj de conductores” para convertirse en un reloj convencional aunque de gran tamaño, 47 milímetros.

En esta versión no existieron los relojes de carga manual, todos fueron modelos automáticos portando un movimiento AS de 25 rubíes.

No fue una serie tan exitosa como el oval o el Audacieuse por lo que su producción fue menor y por tanto hoy en día es mucho mas difícil de conseguir que sus hermanitos.

Existieron modelos de fechador simple o doble y siempre a las tres, con la parte posterior de la caja con el típico grabado del astronauta,  sacando a la venta modelos de color, marrón, crema, negro, azul y naranja, por lo menos estas son las diferentes versiones que yo he llegado a ver.

theretroworld.com

Concluyo y doy por finalizada así la saga de los Spaceman, estos curiosos relojes que despertaron en mi el amor a esta hermosa afición.

Hoy repasando mis cintas de cassette me he encontrado con esto…

I pictured a rainbow
You held it in your hands
I had flashes
But you saw the plan
I wandered out in the world for years
While you just stayed in your room
I saw the crescent
You saw the whole of the moon
You were there in the turnstiles
With the wind at your heels
You stretched for the starts
And you know how it feels
To reach too high
Too far
Too soon
You saw the whole of the moon

Un quintal de besos.

Anuncios

Autor: Enrique

Me llamo Pablo y llevo con esta afición desde el 2008, admirador de la década de los 70 donde transcurrió mi niñez, poco a poco he ido definiendo mi colección a los Spaceman y Jump Hours de dicha época. He intentado crear un blog ameno, no es para nada técnico, tan solo mostrar los relojes de un auténtico abducido, no obstante sí quereis saber mas sobre ellos u os puedo ayudar tan solo teneis que poneros en contacto conmigo. Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s