Turboman Watches

Un pequeño rincón para los Jump Hour y Spaceman de los 70´s


2 comentarios

La princesa, el sapo y mi Lip Knox.


En la parte posterior de mi casa tengo un pequeño patio donde suelo hacer vida por las mañanas, me gusta desayunar mi café con leche, mas bien mis cafés con leche antes que apriete el calor y es un pequeño placer cenar entre velas en silencio con el suelo mojado despues de atemperar mis calas, descalzo y a la fresca.

PATIO

Dibujo de María Jesús Belinchón

También tengo un huerto pero  lo he convertido en un pequeño ecosistema donde crecen las plantas autóctonas y viven en paz y procrean la fauna del paraje, amos! lo tengo abandonado y la verdad no hay cojones a entrar ahí, eso si, sí hay que jugarse la vida porque mi vecina me pida una ramita de romero para la paella, uno va y se la juega. Sigue leyendo


2 comentarios

San Enrique y el Casio F 100 “Alien”


Ellen_Ripley_00001

Ayer era mi santo y la verdad sea dicha, visto el transcurso de los acontecimientos no fue un buen día, en mi caso esta celebración siempre ha sido importante pues también es el día de mi papi, tenemos una forma atípica de enaltecer nuestro nombre de pila, nos vamos toda la family a comer al bingo ABC Park, si, como lo leéis, entre gazpachito fresco, plato combinado de mero con calamares, cartones con quince numeros y nervios, pasamos el día, a mi no me gusta jugar, así que tomo mi generosa copa de balón de pacharán, observo, me divierto y me sonrío deleitándome de mirar a quienes mas quiero. Sigue leyendo


Deja un comentario

Romeo y Julieta….Jump Hour letra D


Cuando se quisieron dar cuenta el cometa Halley ya había pasado, decidierón encontrarse de nuevo, esta vez con la certeza de estar el uno junto al otro hasta llegada del próximo, aún a sabiendas que quizas nunca lo verían.

En tan larga espera  que habian permanecido separados se perdieron muchas momentos, tantos como noches de San Juan sin  poder mojarse a la orilla del mar, el  Manhattanhenge que les hubieran gustado por lo menos ver una vez en la vida e infinidad de lunas llenas en noches vacias.

Era un atardecer del mes de Junio, de esos días en que el sol nos premia con que el día se alargue pero no aprieta para hacernos mas placentero el encuentro, Romeo estaba nervioso, eran muchos años y las arrugas ya marcaban los surcos de su frente, había pasado de ser el tímido adolescente a un chulito de barrio con fachada de pirata malo

la foto (16) Sigue leyendo